Blogia
Circe

Cursilerías

Como tinaja

Autor: Gioconda Belli

En los días buenos,
de lluvia,
los días en que nos quisimos
totalmente,
en que nos fuimos abriendo
el uno al otro
como cuevas secretas;
en esos días, amor
mi cuerpo como tinaja
recogió toda el agua tierna
que derramaste sobre mí
y ahora,
en estos días secos
en que tu ausencia duele
y agrieta la piel,
el agua sale de mis ojos
llena de tu recuerdo
a refrescar la aridez de mi cuerpo
tan vacío y tan lleno de vos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Madrigal apasionado

Autor: Federico García Lorca


Quisiera estar en tus labios
para apagarme en la nieve
de tus dientes.
Quisiera estar en tu pecho
para en sangre deshacerme.
Quisiera en tu cabellera
de oro soñar para siempre.
Que tu corazón se hiciera
tumba del mío doliente.
Que tu carne sea mi carne,
que mi frente sea tu frente.
Quisiera que toda mi alma
entrara en tu cuerpo breve
y ser yo tu pensamiento
y ser yo tu blanco veste.
Para hacer que te enamores
de mí con pasión tan fuerte
que te consumas buscándome
sin que jamás ya me encuentres.
Para que vayas gritando
mi nombre hacia los ponientes,
preguntando por mí al agua,
bebiendo triste las hieles
que antes dejó en el camino
mi corazón al quererte.
Y yo mientras iré dentro
de tu cuerpo dulce y débil,
siendo yo, mujer, tú misma,
y estando en ti para siempre,
mientras tú en vano me buscas
desde Oriente a Occidente,
hasta que al fin nos quemara
la llama gris de la muerte.

En la doliente soledad del domingo

Gioconda Belli

Aquí estoy,
desnuda,
sobre las sábanas solitarias
de esta cama donde te deseo.

Veo mi cuerpo,
liso y rosado en el espejo,
mi cuerpo
que fue ávido territorio de tus besos;
este cuerpo lleno de recuerdos
de tu desbordada pasión
sobre el que peleaste sudorosas batallas
en largas noches de quejidos y risas
y ruidos de mis cuevas interiores.

Veo mis pechos
que acomodabas sonriendo
en la palma de tu mano,
que apretabas como pájaros pequeños
en tus jaulas de cinco barrotes,
mientras una flor se me encendía
y paraba su dura corola
contra tu carne dulce.

Veo mis piernas,
largas y lentas conocedoras de tus caricias,
que giraban rápidas y nerviosas sobre sus goznes
para abrirte el sendero de la perdición
hacia mi mismo centro,
y la suave vegetación del monte
donde urdiste sordos combates
coronados de gozo,
anunciados por descargas de fusilerías
y truenos primitivos.

Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio.

Llueve copiosamente
sobre mi cara
y sólo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza.

Cicatrices.....

Hay personas que llegan a nuestra vida y dejan una huella imborrable, pero tambien hay personas que hieren tan profundamente que las heridas parecen nunca sanar y cuando al fin cicatrizan....te das cuenta que el daño es tan grande que tienes miedo de volver a confiar.....

Sencillos Deseos

Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
y quisiera besos en la espalda
acurrucos
que me dijeras las más grandes verdades
o las más grandes mentiras
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer más linda del mundo
que me querés mucho
cosas así
tan sencillas
tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero como una gran ola de ternura
deshaciéndome
un ruido de caracol
un cardumen de peces en la boca
algo de eso
frágil y desnudo
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la
mañana
o simplemente una semilla, un árbol
un poco de hierba
una caricia que me haga olvidar
el paso del tiempo
la guerra
los peligros de la muerte.

Lo que me encanta de ti....

Es cuando tus ojos me sonrien......

Preguntas.....

No entiendo porque me preguntas si estoy enamorada, sabes que si, lo has leido ¿Que sentido tiene preguntarmelo? ¿Qué retorcido placer sientes? ¡¡¡¡DEMONIOS!!!!

Si, estoy enamorada de ti ¿Contento?

Canje

Es importante hacerlo

quiero que me relates
tu último optimismo
yo te ofrezco mi última
confianza

aunque sea un trueque
mínimo

debemos cotejarnos
estás sola
estoy solo
por algo somos prójimos

la soledad también
puede ser
una llama.

No sé tu....

No sé tú
pero yo no dejo de pensar
ni un minuto me logro despojar
de tus besos, tus abrazos,
de lo bien que la pasamos la otra vez



No sé tú
pero yo quisiera repetir
el cansancio que mi hiciste sentir
con la noche que me diste
y el momento que con besos construiste


No sé tú
pero yo te he comenzado a extrañar
en mi almohada no te dejo de pensar
con las gentes, mis amigos,
en las calles, sin testigos


No sé tú
pero yo te busco en cada amanecer
mis deseos no los puedo contener
en las noches cuando duermo
sí de insomnio, yo me enfermo
me haces falta, mucha falta no sé tú


No sé tú
pero yo te busco en cada amanecer
mis deseos no los puedo contener
en las noches cuando duermo
sí de insomnio, yo me enfermo
me haces falta, mucha falta
no sé tu

Si, esta te la dedico a ti....burris...

Dormir Contigo

 

Dormir contigo
es el camino, más directo
al paraíso
sentir que sueñas,
mientras te beso
y las manos te acaricio



Dormir contigo
es navegar en una estrella
hasta el espacio,
es embriagarme
con el susurro de tu hablar
tierno despacio.


Dormir contigo
es conocer la dimensión
que tiene un verso
sentir que duermo
y al mismo tiempo conocer
el universo.


Dormir contigo
con tu cabello acomodado
aquí en mis brazos
y el terciopelo que me
brinda tu regazo
que maravilla dormir
contigo.


Dormir contigo
como la ilusión de que
despertare mañana
con el calor y un nuevo día
en la ventana
fue algo hermoso amor
dormir contigo.


Dormir contigo
con tu cabello acomodado
aquí en mis brazos
y el terciopelo que me brinda
tu regazo
que maravilla dormir contigo.


Dormir contigo
cono la ilusión de que
despertare mañana
con el calor y un nuevo día
en la ventana
fue algo hermoso amor
dormir contigo.

 

 

 

Informe sobre caricias

 1
     La caricia es un lenguaje
     si tus caricias me hablan
     no quisiera que se callen

     2
     La caricia no es la copia
     de otra caricia lejana
     es una nueva versión
     casi siempre mejorada

     3
     Es la fiesta de la piel
     la caricia mientras dura
     y cuando se aleja deja
     sin amparo a la lujuria

     4
     Las caricias de los sueños
     que son prodigio y encanto
     adolecen de un defecto
     no tiene tacto

     5
     Como aventura y enigma
     la caricia empieza antes
     de convertirse en caricia

     6
     Es claro que lo mejor
     no es la caricia en sí misma
     sino su continuación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Enamorarse y no

Cuando uno se enamora las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido
la desdicha se llena de milagros
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva
enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo.

Amor de tarde

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

Yo no te pido

Mario Benedetti

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tu quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegara
y del presente
que le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Lo que necesito de tí

Mario Benedetti 

No sabes como necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
!!! Ya no puedo... seguir así!!!
...Ya... No puedo
mi mente no quiere pensar
no puede pensar nada más que en ti.
Necesito la flor de tus manos
aquella paciencia de todos tus actos
con aquella justicia que me inspiras
para lo que siempre fue mi espina
mi fuente de vida se ha secado
con la fuerza del olvido...
me estoy quemando;
aquello que necesito ya lo he encontrado
pero aun!!!Te sigo extrañando!!!

Esta bien, lo acepto......

Estoy enamorada de tí....

In my life

There are places I'll remember all my life,
Though some have changed.
Some forever not for better
Some have gone and some remain.

All these places had their moments
With lovers and friends I still can recall.
Some are dead and some are living,
In my life I've loved them all

But of all these friends and lovers
There is no one compares with you.
And these memories lose their meaning
When I think of love as something new.

Though I know I'll never lose affection
For people and things that went before
I know I'll often stop and think about them
In my life I love you more.

Though I know I'll never lose affection
For people and things that went before
I know I'll often stop and think about them
In my life I love you more.
In my life I love you more.

Volverte a ver.....

Estoy en casa ya casi he terminado de limpiar el desastre que era cuando llegue, de alguna forma me las he arreglado para estar sola y poder tener el tiempo y la privacidad necesarias para platicar contigo a gusto.

Termino de limpiar la cocina, estoy de espaldas a la puerta, algo inusual en mí,  que me gusta estar al pendiente de quien llega o se asoma.

-Buenas tardes-

Escucho tu voz y no puedo evitar sentir una descarga eléctrica que me recorre por completo, es lo mismo que sentí la primera vez que te escuche.

Aun de espaldas  a la puerta, respiro y trato de mejorar mi postura, retuerzo mis manos y trato de aparentar una seguridad que no siento, tengo miedo de no gustarte, me giro dispuesta a ir a abrir la reja,  estas ahí de pie mirándome esperando y yo trato de no  correr y arrojarme a tus brazos.

No puedo creerlo por fin, después de tanto tiempo, te veo y esto que sentía antes solo se ha intensificado, me pregunto si sentirás lo mismo, abro la reja y te dejo entrar.

Una vez adentro nos abrazamos con el enorme placer de vernos otra vez, siento tus brazos apretarme muy fuerte, disfruto por completo de tu cercanía, tu calor, tu aroma, tu voz, tu cabello largo y tus manos que siempre me han gustado-

Quisiera quedarme así por un largo rato, pero ansió mas probar tus besos, sobre todo ahora que los papeles se han invertido y la inexperta soy yo, nos separamos solo lo suficiente para que nuestras miradas se encuentren y yo caigo irremediablemente en las profundidades de ese par de lagunas que son tus ojos……

11:46

Esta noche me encuentro frente a la computadora, porque no puedo dormir, deseo tanto que el messenger me mande el aviso de que te has conectado, sé que no lo harás y aun así estoy aquí en espera ¿Acaso esta noche ocurrirá el milagro que tanto anhelo desde que te encontre?

Nunca imagine 4 semanas atrás que desatarías toda esta ola de sentimientos. He puesto música, acaba de empezar una canción y mis oídos se inundan con el sonido de tu voz, cierro los ojos, un suspiro sale de mi pecho y no puedo evitar sonreír, últimamente solo escucho tu música, es el único consuelo que me queda ya que no puedo escuchar tu voz ni por teléfono.

Ahora detesto los fines de semana, porque no puedo platicar contigo, porque no puedo verte, por mi mente pasan todas y cada una de las conversaciones que hemos tenido ¿sabes? He descubierto que cuando usamos la cámara escribo menos y prefiero hablar porque así evito las distracciones y mis ojos pueden recrearse completamente con tu imagen en la pantalla…

Y se supone que me he puesto a escribir porque quisiera decirte tantas cosas, como dice la canción, no veo la hora de contarte algún secreto no veo la hora de explicarte quien soy yo y recuperar los momentos que perdimos en el camino solos tú y yo…..

Pero cada vez que siento que estoy a punto de dar rienda suelta a todo esto que has despertado en  mí, me freno y me pongo a pensar que quizá no tengas interés en saberlo, que tal vez todo esto que hemos vivido y compartido gracias a la tecnología, se perderá en el tiempo, en el olvido y que quizá solo sea producto del entusiasmo de reencontrar a tu vieja amiga.

Trato de entender cómo es que empezó esta ola de coqueteos que me llevan a anhelar verte  ¡Es que me encantas!  De verdad muero por verte, por besarte, sinceramente aún no se cómo voy a hacer para no arrojarme a tus brazos cuando te vea. Si supieras todo lo que estoy haciendo para poder estar en contacto contigo, para poder verte….

Ya sé que hemos hablado de que no vamos a sentirnos presionados, que vamos a dejar que esto fluya por sí solo, pero entonces dame la receta para no dejarme llevar por la emoción cuando recibo un mensaje tuyo, para no sentir un poco de nervios todos los lunes, al pensar que el fin de semana que ha pasado te sirvió para darte cuenta que solo era la emoción de recordar los viejos tiempos y lo que es peor, dime como le hago para no sentir envidia de los que pueden estar cerca de ti….

Me peleo conmigo misma porque yo estoy aquí sentada frente a una computadora, escribiendo incoherencias, porque ya no le encuentro ni pies ni cabeza a esto que te digo, es probable que lo único que deseaba es desahogarme.

Es absurdo que mientras yo escribo tu duermes, es aún más dejar que las emociones me rebasen, se supone que no soy cursi, que no debería sentir esto porque no te conozco, porque como tú lo has dicho, somos algo más que lo que vemos en el chat, pero ¿Qué hago?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Crónica de una Visita

A solo unos metros de la puerta sentía como las piernas me temblaban de los nervios, aun no estaba segura de seguir, sin embargo era necesario para definir todo aquello que yo sentía.


Tome aire y corregí mi postura, al tiempo que levantaba la barbilla toque el cristal de la puerta y espera a que abrieras.


Tú estabas un poco distraído apuntando algo en una libreta, al escuchar el llamado en la puerta levantaste la vista con pereza y una expresión de asombro se dibujó en tu rostro al verme, la cual cambiaste por una sonrisa mientras te dirigías a abrir la puerta.


Al verte sonreír sentí un vuelco en el estómago, es que me había olvidado lo mucho que me gustaba tu sonrisa, las piernas me seguían temblando y yo hacía un esfuerzo por disimular. Por fin abriste la puerta sé que solo tardaste unos segundos, aun así me pareció eterno el tiempo.


Nos saludamos de beso y me hiciste pasar, avance al interior con una aparente seguridad, me sorprendió lo mucho que había cambiado aquel lugar. Aun te estaba dando la espalda pero podía sentir tu mirada sobre mí, tratando de aparentar una calma que no sentía me volví lentamente hacía ti y te sonreí, tú me correspondiste.


Pude darme cuenta que me analizabas y supongo que hasta cierto punto era normal, después de todo no era una situación común la nuestra. Empecé una conversación acerca de los cambios en el lugar para romper el hielo, mientras me dirigía a paso lento hacia mi lugar favorito para sentarme, la escalera de caracol. Me gusta ese sitio porque desde ahí puedo platicar contigo sin estorbar al mismo tiempo que tengo un completo dominio visual de todo lo que haces.


Afortunadamente tu socia no se encontraba en el lugar lo que nos dio un poco más de intimidad para conversar, sin embargo cuando llegaban tus pacientes tenía que esperar, eso me daba un margen de tiempo perfecto para estudiar cada detalle de ti cada movimiento, cada gesto. -pude darme cuenta que has cambiado, has madurado y físicamente te has vuelto más atractivo, me sorprendió darme cuenta que ya no te veo como a al muchacho que me gustaba años atrás, ahora te veo como un hombre hecho y derecho, y un hombre que me atrae aún más.


La consulta se alargaba y yo seguía recreándome en cada detalle de ti empecé el recorrido en tu cabello, siguiendo por tu frente y tus cejas, tus ojos seguían fijos en tu paciente, así que resbale por tu nariz y di un salto a tu boca, me detuve un rato en tus labios, esos labios que me gustaba tanto besar, me preguntaba ¿Qué sabor tendrían tus besos ahora? Que ganas de ir hacia ti en ese momento y robarte un beso. Levantaste la mirada y nuestros ojos se encontraron repentinamente, di un respingo ante la sorpresa y sentí una descarga eléctrica que recorrió todo mi cuerpo. Apartaste tu vista divertido por mi reacción.

Fue un día con mucho trabajo para ti lo que sirvió para que el tiempo transcurriera rápidamente, pronto llegó la hora que teníamos acordada para salir. Me había vestido para ti, para gustarte, para lucirme ante ti, me gusta la forma en que me miras.
Caminamos lentamente, conversando sobre diversos temas, ambos evadíamos la verdadera razón de esa visita, llegamos al restaurante donde íbamos a cenar, la cena transcurrió tranquila, entre una amena charla y algunos tímidos coqueteos por parte de ambos.

Mi ánimo empezaba a decaer, incluso llegue a pensar que había malinterpretado todos esos mensajes y llamadas que tuvimos antes, hasta que me llevaste al hotel donde me hospedaba e insististe en acompañarme hasta la puerta de mi habitación, la tensión entre los dos se acrecentaba a cada paso que dábamos, yo sentí mi corazón latiendo con tanta fuerza que casi podía salirse de mi pecho.


Cuando llegamos a la puerta, te mire de frente y esperaba que dijeras algo, solo sonreíste y ladeaste la cabeza como acostumbras hacerlo cuando coqueteas conmigo, yo solo pensé que bastaba con una sonrisa para desarmarme, era increíble lo mucho que me gustabas, de pronto abriste los brazos y pronunciaste la misma frase que escuchara de tus labios 6 años atrás - ¿Qué esperas para besarme?-  Mientras yo jugaba con las llaves que tenía en las manos, y las miraba fijamente como si algo sumamente interesante estuviera pasando con ellas, mordí mi labio inferior y luego te mire, por mi cabeza pasaban mil cosas, hasta que simplemente me tomaste de los hombros me acercaste a ti y me besaste.


Fue un beso que empezó lento, tierno, indeciso, para poco a poco convertirse en algo más demandante, más profundo, la expresión del deseo reprimido de ambos, no solo de esa tarde, si no de las llamadas y mensajes de los últimos meses, y finalmente de aquello que había quedado inconcluso. Tus manos bajaron lentamente de mis hombros, a traves de mi espalda, hasta detenerse en mi cintura, mientras las mías partían de tu pecho en una lenta caricia hacia tu cuello, para terminar enredándose en los cabellos de tu nuca.


Mi cuerpo quedo apoyado en la puerta debido al peso del tuyo, podía sentir tu aroma inundando mis sentidos, mientras seguías besándome y yo quería que el tiempo se detuviera y seguir bebiendo de tus labios.

Aun sin comprender como pude olvidarme de tus besos, sentí como tu mano subía lentamente de mi cintura hasta mi hombro y siguió a lo largo de mi brazo hasta llegar  mis manos, me quitaste las llaves y te separaste a penas lo suficiente para mirarme a los ojos y preguntar

 -¿Quieres que entre contigo?-

Sentí un nudo en la garganta sabía que de mi respuesta dependían muchas cosas.

Y sin dudarlo dije -Si-

Solo sonreíste y metiste la llave en la cerradura, lo cual me hizo evocar recuerdos del ayer.


Abriste la puerta y encendiste la luz con delicadeza me hiciste pasar, posaste tus manos en mis hombros y nuevamente me preguntaste si estaba segura del paso que iba a dar, yo solo te eche los brazos al cuello y bese tus labios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres